Capitulo 12.- Delicatesen:

Cuando tu vas a un restaurante pides lo típico, un filetón o cositas de esas que para eso vas una vez al año o igual dos, ser pobre es lo que tiene, pero los ricos tienen que saber idiomas para pedir, Escargots, fua de pato, y otros términos que son desconocidos para mis papilas gustativas.
Aparte de la pasta que te dejas en un plato (aun no me han invitado a ninguno pero eso dicen las malas lenguas) de estos luego las cantidades son ridículas, para que te deleites, jode, que cuando empiezas a deleitarte se te ha acabado.
Hay cosas que los pobres no concebimos como irte de cenar de un restaurante con hambre o irte sin desabrocharte el cinturón, anda que no lo contamos veces cuando vamos a un buffet libre y salimos mareaos.
De todos modos donde este una buena chuletada con choricito a la parrilla que se quiten todas esas mierdas, eso seguro que no lo han probado porque lo del fuego y la parrilla como que para ellos tiene que ser de especies inferiores. Nada, que les den, y ese platazo de alubias de pueblo eh, que pasote, mesta entrando hambre y son las 10 de la mañana sin dar.
Moraleja: que buenas estaban las panteras rosas las jodias…

No hay comentarios: