Capitulo 4.-Palestinos de colores

El otro día me fije que a todas las niñas bien les ha dado por ponerse palestinos de colores.
Al respecto diré, que donde dije digo, digo diego, vamos que si antes pensaban que eran horrorosos ahora son lo mas “in”.
Vamos que si lo lleva un guarro es una cutrez total y cuando lo llevo yo es un complemento.En fin el mundo esta loco y las fashion victim no tienen criterio ni memoria histórica de la moda.
Un día te dirán que lo que llevas es una mierda y cuando lo fabrique un payaso, le ponga una marca y lo suba unos euros será divino de la muerte.
Moraleja: si quieres que un pijo se ponga algo deja de ponértelo tu, crearas tendencia.

1 comentario:

El Centollo Malabar dijo...

Eso no es nuevo. En las okupas -donde hay más pijos por metro cuadrado que en Pachá, y con sus disfraces de bufones indigentes no engañan a nadie-, los niños pera los llevan desde siempre. A lo mejor cuando vuelven a la Moraleja al chalet de papi a pedir más dinero se lo quitan, pero mientras están en nuestros barrios plebeyos ni en verano.